Playamar

Junto al actual paseo marítimo de El Bajondillo, se alzó sobre 54.000 m2. Playamar, obra del arquitecto Antonio Lamela, comprende 21 edificios de 15 plantas cada una. Fue muy polémica en su día por su gran altura e incluso se especuló con la posibilidad de demoler los edificios que ya habían sido construidos. Ello no impidió que el conjunto fuera premiado en 1969 por sus méritos turísticos.

Hoy en día se rebela como un ejemplo fundamental para la comprensión de la arquitectura del turismo. Entre sus muchas virtudes están sus amplias zonas ajardinadas, sus áreas de esparcimiento (piscinas, pistas de tenis, zona comercial), la gran avenida que cruza entre sus edificios, el carácter diáfano de las plantas bajas. Se estudió la forma de lograr que todos los apartamentos tuvieran amplias terrazas, buenas vistas y estuvieran aireados y soleados. Playamar constituye hoy una de las zonas residenciales más privilegiadas de Torremolinos.

Antonio lamela

Playamar. Fotografía Estudio Lamela

Torre de playamar

Playamar. Postal cedida por Salvador Villena

Urbanizacion playamar

Playamar. Fotografía de García Pelayo para la revista Blanco y Negro (1972)

Playamar vista aerea

Playamar. Postal cedida por Salvador Villena Rico

Playamar tumbonas

Playamar. Postal Domínguez. Rotundidad de la arquitectura antes de ser destrozada por los cierres

Piscina de playamar

Playamar (1962). Postal Ediciones Costa del Sol

Playa playamar

Playamar. La playa

Javier ojeda

Playamar (1969). Maru Martos y sus hijos Antonio, Carmen, Jose y Javier Ojeda. Cedida por Javier Ojeda (cantante de Danza Invisible)

 

Paseo maritimo playamar

Playamar. Postal Ediciones Corona

Bob reed

Piscina Las Barcas, en Playamar. Bob Reed, instructor de natación (1970)

Playamar turismo

Piscina Las Barcas, en Playamar (1973). Cedida por Bob Reed