Jess Franco

Durante años residió en Torremolinos el famoso director de cine Jesús Franco, más conocido internacionalmente como Jess Franco. Nació en Madrid en el año 1930, colaboró como ayudante en películas de Berlanga y de Orson Welles y, en 1961, dirigió su primera película célebre: “Gritos en la noche”. Con ella comenzó una dilatada carrera, con numerosos largometrajes, que lo conviertieron en uno de los reyes del cine de serie-B, en un director de culto, irreverente y polémico, pero adorado por una legión de seguidores en los más diversos países, especialmente en EE.UU. Jess Franco realizó películas de temática muy variada, pero la mayoría de ellas con el denominador común del terror y el erotismo. Muchas de sus películas tuvieron problemas con la censura, su etapa de cine pornográfico no agradó a muchos de sus seguidores, y no pocos de sus filmes solo son resistibles bajo el enfoque de esa personal combinación entre kitsch, heterodoxia y gusto por lo freak que él mismo ha denominado cine-caspa. Pero es indiscutible el sello único y la proyección internacional de un director que ha rodado con actores como Cristopher Lee o Klaus Kinski, además de sus propios protagonistas-fetiche elevados por él a la categoría de figuras de culto de la serie-B: Soledad Miranda, Lina Romay, Antonio Mayans, Howard Vernon. Entre sus películas cabe destacar “Miss Muerte” (1965), “Necronomicón” (1967), “Fumanchú y el beso de la muerte” (1968), “Vampyros Lesbos” (1970), “Killer Barbies” (1996). Sus últimas películas las rodó en Torremolinos y la Costa del Sol. La mayoría de ellas se distribuyen directamente en video para satisfacer la demanda de sus admiradores extranjeros. Jess Franco residió en el edificio Torre de la Roca, de Torremolinos.

El famoso director falleció en un hospital de Málaga el 2 de abril de 2013.

Jess franco

 

Jesus franco